12 de diciembre de 2008

jason freeny

Tener un hijo inspira.
Eso está claro, lo he podido comprobar en mi Mini-Tesis sobre el tema (estar en paro es lo que tiene). J.K. Rowling en su intento cada noche por domir a su hija, creó al fantástico Harry Potter. David Cantolla, escuchando a su hija rezar "Jesusito de mi vida, eres niño pocoyó" decidió hacer los dibujos animados, dando vida un niño de azul de enorme cabeza y éxito mundial llamado Pocoyó. Y se le suma a este caso Jason Freeny.



Jason Freeny
¿Cómo es un osito gummy por dentro? ¿Los perros globo hacen la digestión? ¿Podría dislocarse la cadera un muñequito de lego?

Jason durante los 90 recorrió el mundo diseñando murales. Su reconocimiento le llevó a colaborar en eventos para la MTV y revistas como Penthouse o Heavy Metal.

Y resulta que en el 2002 va y tiene un niño, por lo que su desordenado y tóxico estudio pasó a ser un lugar de bebés y cambió su diseño habitual por el digital. Estas dos cosas influyeron en su estilo de diseño, mezcla de inocencia y madurez.


Ahora cada mañana va a trabajar a Manhattan como un leve diseñador, pero al caer la noche, cuando los niños duermen, enciende su ordenador y deja volar un loco surrealismo, cándido e intrincado al mismo tiempo.





... O tal vez sea un visionario.

Aviso Herpburn-Varder: si quereis diseñar el videojuego del año, os aconsejo que vayais haciendo vuestro pedido por CigüeBay o donde se encarguen ahora, antes de que os quedéis sin existencias, porque visto lo visto... Tener hijos inspira!!

Yo
, por mi parte, cierro mi tesis afirmando que con sobrinos no funciona.Por un mundo más creativo: ProCrea

3 tienen algo que decir:

isa dijo...

Ains! Never more comeré ositos gominola..... Tienen tripicas!!!

sol dijo...

Si, sería Gominolismo.

hipon dijo...

Niñaaaa...
Me gusta tu prosa. Desconocia esta faceta tuya. Tambien me gustan las dos uñas del titulo del blog. Jejeje!